Uno de los problemas con los que han lidiado los diseñadores web desde siempre, es el limite de  fuentes   para implementar en el diseño de un sitio. Es decir , que no podíamos utilizar fuentes extravagantes o fuera de lo común   ya que si el usuario no las tenia instaladas en el equipo